lunes, 21 de agosto de 2017

LA CUENTA CORRIENTE DE UN MUERTO

Me gustaría conocer...¿ Cómo se gestionan y reparten los ingresos y perdidas de haberlas en la cuenta corriente de un muerto?


"Alcoriza" o lleva las cuentas y los trasvases de dinero a la "Marquesa" o al propio "Alonso" a quien le sigue administrando la cantidad de negocios y trasiegos interpuestos hasta donde nadie puede llegar a sospechar y con dificultad regentar las cuentas ignotas del "Marqués".
Se van cerrando sospechosos y aparece cada vez con nitidez: "La Marquesa". "Alcoriza" sufrirá los rigores de la investigación en los próximos días. Con retirada de pasaporte, incluso.






Vuelve Joseba Pinela, "Alcoriza", alguien que quedó descartado de cometer el asesinato por tener una coartada verificada, en este caso como administrador de algo que dice desconocer al margen de la Sociedad patrimonial. Concretamente, negocios de "Alonso", un edificio convertido en oficinas conjuntamente adquirido y gestionado con "John Jackson", antes de la ruptura, que debe de rentar muy poco pero que lo mantienen porque hay alquileres comprometidos. Y la pregunta capital es esta: ¿Quien se puede creer que un tal "Jackson" mete a nombre de un fallecido "Alonso", en una cuenta corriente de EE.UU., un dinero liquidado mensualmente de los alquileres? No es una cuestión sólo de rentabilidad, mayor o menor en la cuenta, es que si uno ha muerto esa cuenta carece de propietario y sentido. Una de dos: o se está quedando alguien con ese dinero o es el mismo "Alonso" quien se lo lleva. Una cuenta corriente de un muerto y su ex-socio que le mete su parte correspondiente y nadie lo recoge o tiene información. Esto no se lo traga nadie.


"Rovira", esta tarde, se ha puesto muy nervioso. Prácticamente no ha contado nada de interés sobre esa Sociedad, de su pasado, de su presente y de ese inmueble tan raro que renta en una cuenta de un muerto por asesinato. Pero "Rovira" no sabe casi nada pero sí recibe cartas de "Jackson" en su despacho. Recomendando a "Marta" olvide este asunto. Nadie conoce gran cosa: ni "Rovira"; "Jackson", amablemente brinda información a "Marta" con absoluta normalidad y "Alcoriza" que está en la inopia. ¡Vaya tres personajes! Y el muerto, ingresando en una cuenta de la que su viuda y heredera desconoce de su existencia. Como debe de ser poco dinero.




Entre otras cosas, ante tanta disponibilidad del enigmático "Jackson", lo que no cuenta es cómo, habiendo los dos rehabilitado el edificio, no habiéndolo liquidado por los compromisos, muriendo uno de los dos socios, el otro se redistribuye las ganancias y liquida como le da la gana. ¿A quien? ¡Al fallecido? ¡Incomprensible! Yo creo que si "Alonso" en verdad está muerto, alguien administra ese dinero, su canalización y otra persona se lo está llevando. Puede ser perfectamente la "Marquesa". "Alcoriza" sigue administrando, no se si a un "Alonso" muerto o más vivo que unas castañuelas.


Los guionistas tienen un sistema de elaborar la intriga que está al descubierto. Durante meses o semanas, lanzan dardos envenenados para despistar. Podemos darle vueltas a la cabeza pero no llegamos a ninguna conclusión ya que los hechos aparentes se superponen y crean enorme confusión. Ahí, un guionista, juega con ventaja. Ocurrió con las dos hermanas, que era un caso de niños robados al que vistieron de hermanos a unos novios, por unas declaraciones de una monja que nunca nos han aclarado por qué contó aquello que tanta incertidumbre creó.Y sólo a última hora, ofrecieron pistas (la primera lo de las dos "hermanas" del "Doctor Castellanos" que pasó inadvertida) para que, casi de modo evidente, descubriéramos que, "Nuria", tenía una familia allegada. Lo de "Sor Amparo" parece se ha olvidado. Alguna explicación tendría porque, aquella monja, estaba convencida de ello. Nadie nos la ha dado.




Con lo de "Alonso" pasa igual. Hasta ahora todo han sido conjeturas y alguno se habrá reído bien de nosotros. Pero también muchos espectadores ya sienten hastío por lo soporífero de algo que viene retardando lo mismo, contradicho todos los días, que se hace aún más monótono entre momentos flojos, rebuscado en su planteamiento de pistas falsas. Lo mucho, cansa.  En los últimos quince días, contra reloj, estamos llegando tal vez a la raíz de este asunto. Un tema familiar donde lo económico juega un papel fundamental y "Ana María" se queda con la "pasta". Un tema de socios que se deshacen de uno de ellos. Una gran estafa porque "Alonso" vive. 





¡Bella y optimista secuencia!







Despedida de "Fuen". Se marcha a Colombia y el guión, últimamente, no le favorecido mucho. Desde la boda interrumpida, nada ha tenido garra y sólo eran excusas para terminar de algún modo en la serie. Lo del "Padre Mendizabal" fue algo cargante y la relación con "Pelayo" ya no tradujo nada de lo que se prometieron cuando no se casaron. Pasaron de novios fondones que se iban a casar, a casi nada aunque dieron un color especial a su nueva situación. Su historia, que hubiera enganchado a personas de edad, quedó frustrada. 



6 comentarios:

  1. Pues me quito el sombrero es verdad una cuenta de un muerto.Yo creo que la Marquesa tiene mucho que contar.Un saludo

    ResponderEliminar
  2. No me gusta nada Alba la veo caotica y mala como actriz. Es la Marquesa si lo dijiste tu el primer día. Pero nos enredan que no veas. Y por cierto de Colombia puedo hablar y salen y entran muy facil sin visados. Saluditos

    ResponderEliminar
  3. Nos tienes cautivadas Jose Ignacio, nos descuartizas los pormenores de la novela y tienes razon ya cargan un poco que llevan mas de tres meses con el asesino sin descubrir Lo de la cuenta del muerto es fantasioso y creo como tu que la Marquesa y Gines tiene mucho que ver Gracias por los momentosd tan buenos que nos haces pasar

    ResponderEliminar
  4. Estoy harta de leer que Alonso esta vivo. ¿Entonces el cadáver de quien era? ¿Tenia un hermano gemelo? ¿La policía acepto como cadáver a un muñeco?
    Desde luego la novela se hace muy pesada con eso de Alonso y nunca esta novela ha sido tan mediocre como este año.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo lo planteo como una posibilidad y argumento que pudo pasar.

      Eliminar